Una bodega con solera

No hace mucho he recibido la gratificante visita de unas amigas de Huelva, y la cuestión que a todos ser nos suele presentar a menudo. Y a donde vamos? Un enigma a veces difícil de resolver. Buscando algo típico de Madrid pensé en algo original y me dije, a Las Bodegas Rosell en la zona de Atocha. Una bodega con solera y muy concurrida de Madrid que ha sabido adaptarse en el tiempo. Con buena comida y una carta de vinos muy amplia con unas 30 D.O. distintas, casi nada. Decidimos probar un D.O. Bierzo

Xestal 2008 de la bodegas Gancedo de Cacabelos León, un vino mencía con viñedos de una solera de 60 años, con el sabor característico de la zona a frutos, de buena entrada en boca y un final tostado a la vez que especiado. Este vino en concreto no se pone a la venta hasta pasados 5 años de su vendimia. Muy recomendable. Precio 12,50 €.

Anuncios