Cuidarse con vino

Desde tiempos ancestrales el ser humano se ha preocupado por el cuidado de su imagen. Mantener esta con un aspecto juvenil de piel tersa e hidratada, en la cual, el paso del tiempo solo sea un grato recuerdo en la memoria y el cuerpo el camino para llegar a tal fin.

En la antigüedad ya se utilizaban plantas medicinales y productos naturales para tales efectos. Los Egipcios, como Cleopatra, usaban miel y los famosos baños en leche de burra como hibratante. Los romanos utilizaban cera de abeja, rosa y jazmín para afinar la piel. Las civilizaciones orientales también hacían uso de plantas a modo de unguentos para cuidar la dermis. Y así podríamos seguir con infinidad de culturas a lo largo de la historia.

Hoy en día, nuestra sociedad actual busca el mismo fin y para ello tenemos en el mercado numerosas cremas, leches y suplementos que nos ayuden a preservar la belleza natural. Pues esto es posible ahora gracias al vino. Mejor dicho a la vid.

La versatilidad de un fruto tan apreciado y beneficioso para salud como es la uva, permite a día de hoy no sólo crear buenos vinos, sino también belleza como es el caso de ESDOR. Una gama de productos naturales que el Grupo Matarromera ha creado proporcionandoles las propiedades intrínsecas de las uvas.

Actualmente comercializan 4 lineas:

Facial, Corporal, Masculino y Experiencia Spa. Cada una con varios productos destinados a un fin concreto usando los polifenoles que contienen las uvas por sus propiedades antioxidantes.

Ya sabéis, aparte de beberos un rico vino de Matarromera, también tenéis una idea original para un regalo.

Anuncios