¿Qué son los taninos del vino?

Hay ciertas ocasiones en las que oímos ciertas palabras que nos suenan al escucharlas por repetición pero nos sabemos a ciencia cierta su significado. Es el caso de los taninos. Hoy vamos a explicar de manera sencilla y para el público general que son? De donde proceden? Y qué aportan al vino.

Los taninos son sustancias naturales vegetales derivadas del polifenol que proceden del racimo de la uva, concretamente de la piel, el hollejo y las pepitas. También, en el caso de los vinos madurados en barricas, la madera les aportará taninos, siendo principalmente los vinos tintos los que más tienen y algunos blancos que también maduran en ellas.

Ya sabemos que son y de donde proceden. Ahora, como afectan al vino? En cuanto al producto final como tal en nada. No son perjudiciales para la salud. Al contrario hay estudios que indican que son buenos. De hecho se pueden encontrar en otros alimentos como el té, algunos frutos secos, chocolate, canela…etc. hay también quién les echa la culpa del dolor de cabeza.

 Si afectan en el color del vino final y a las sensaciones que nos produzcan en la boca al catar un vino. Pero cómo? Pues dando sensación de sequedad, aspereza y rugosidad. Todos hemos sentido en ocasiones esa sensación al comernos una uva. 


El proceso de elaboración del vino controla todos los aspectos necesarios para que la cantidad de taninos sea equilibrada. En la barrica mediante oxigenación (polimerización) se unifican para lograr que el vino final con el paso del tiempo se madure, redondee y sea más agradable.

Anuncios